martes, 5 de julio de 2016

La Playa del Silencio


Hay un lugar en la Costa Verde...,
aunque más que un lugar
quizá sea un Portal del Tiempo,
donde todavía existen
mitológicos seres:
La Playa del Silencio.

Ideó la Mente Suprema
crear un edén en la Tierra,
y por topónimo decirle Asturias,
Asturias: gema entre las gemas...
Y concluso ya el paraíso
custodias hizo a las xanas
de las fuentes y los ríos;
a los silfos y las hadas
encomendó la tarea
de verdecer los pomares,
los huertos y las praderas.
El litoral asturiano
feudo fue de las Nereidas,
y dado que su belleza
no conoce parangón,
so pena de tornarlas feas
y herirles el corazón
les arrancó la promesa
de cuidar que el mar y el oleaje,
llegado el atardecer,
se cubrieran de diamantes.

© María José Rubiera