miércoles, 29 de junio de 2016

En el cristal...

Declina la sombra,
en su demudada aura
vestigios de azucarillos,
fragancias derramadas,
aguardentosos sonidos:
noctámbulas nostalgias.
Irrumpe la aurora
y decoradora avezada
nos va glaseando la alcoba,
de arrebol nos la tizna,
sidérea nos la tapiza.
En la renovada estancia
tu impronta y mi impronta
y nuestra circunstancia
y el deseo reflejado
en el cristal de tus labios.
"He de irme", dices... quedo,
y tus ojos te desdicen,
te desdice tu mirada
–ora turbia, ora clara;
pero siempre enamorada–,
te desdice seguir pautando
el ritmo de mis entrañas,
la desgana te desdice.
"Me voy, mi vida", musitas,
y el amor te contradice...

© María José Rubiera