lunes, 5 de octubre de 2015

Vivir en sí...

"Vivo sin vivir en mí,
y tan alta vida espero,
que muero porque no muero..."
                                                             ( Teresa de Jesús )
 
 
Afortunada me siento
por vivir viviendo en mí
y no acusar otro anhelo
que vivirme y vivir en ti.
Y vivo porque en ti vivo.
                                                   Vivo...
cuando de rondón el deseo
hace del lecho su feudo
y excitada la libido,
de sándalo los besos,
sin mesura nos queremos.
Vivo porque vivo en mí,
y consciente de lo que quiero
sé cuándo y cómo lo quiero vivir,
vivo... edificando proyectos
sobre las ruinas de un sueño.
                                                        Vivo...
cuando el viento canallesco
devasta los hayornales
y en el hueco de una encina
imagino ver una dríade
ataviada de lunares,
y no es sino una mariquita.
Vivo porque adoro vivir.
Pero nadie vive para siempre,
así como nadie muere
por el simple hecho de querer morir,
y cuando morir yo hubiere
que mi cáscara vacía
fíen a la madre Tierra,
y mi esencia, ora ceniza,
años más tarde humus,
siglos después hamadría,
subsista viviendo en sí.
 
© María José Rubiera