sábado, 11 de julio de 2015

Amar... Odiar


Nacer... Morir:
dos intransitivos personales,
y en el decurso del tiempo vivido
dos modos verbales:
Amar... Odiar,
que como espejos en blanco
reflejan y evidencian lo abstracto
de los transitivos a conjugar.
"Odio y amo.
¿Me preguntas tal vez
por qué lo hago?",
dijo el poeta latino.
Ese mismo terceto
a menudo suscribimos,
pero en ese entretanto
de amarnos y odiarnos,
en ese interludio que nos permitimos,
en esa tregua que nos damos,
mientras y en tanto nos llegue
la hora del amor manso,
del beso indiferente,
pudibundo, beato, casto
sobre la ajada frente,
del periodo cano, gris...
Ámame de esa manera,
como tú sabes... así:
con fogosidad de hoguera
escarlata, carmesí.

© María José Rubiera