lunes, 25 de mayo de 2015

Zambra

 
La luna riela que riela
 en los espejos del mar:
alabastrina la jeta,
en el nimbo verdemar
 de una selenita gema;
 en la mejilla un lunar,
 en el labial una peca
 que al cielo invita a pecar.
 
Una zambra granadina
 en el cíngaro abisal...
 Y la sirena tullida:
 "Ven, reina... ¡Vente a danzar!"
 
La luna danza que danza...
 De vértigo el ritual,
 gitanilla atezada ella:
 en la túnica... alamar,
 en el zorongo... una peina.
 Danza, y vuelta a danzar:
 en el iris una pena,
en los labios un coral.
 
 
 La sombra alarga su sombra.
 Danza, y vuelta a danzar...
 La luna danza que danza
 sobre la espuma del mar.


© María José Rubiera