miércoles, 28 de mayo de 2014

Diálogos con la estrella (madrigal)

 
Eran tiempos de brujas,
horas de cancerberos;
noches de lunas brunas,
sapos y gatos negros.
 
(En los pináculos del empíreo hubo
holgorio de luceros.)
 
Versada en descontento
una afligida estrella
escribe un madrigal
pleno de sentimiento.
 
(En los pináculos del empíreo hubo
 holgorio de luceros.)
 
De la estadía mental vigilia-sueño
se escapa un pensamiento,
 y asaz desvergonzado
interroga a la estrella:
 
“¿Qué te sucede? ¿Por qué te lamentas?
Es curioso: os imaginaba frías,
presuntuosas, soberbias;
incapaces de amar,
reír, llorar... sentir.
Dime pues, cómo sois, de qué estáis hechas.”
 
"De lo mismo que tú:
de psiquis... y materia.”
 
 
(En los pináculos del empíreo hubo
holgorio de luceros.)


© María José Rubiera