jueves, 14 de febrero de 2013

Metáfora a metáfora

Letra a letra,
palabra a palabra,
construiré una fortaleza
donde asilar el amor
en vías de extinción.
Metáfora a metáfora,
cimentaré las columnas
de un marfileño alcázar,
cuya lustrosa techumbre
hará que el sol se deslumbre,
cuyas doradas pilastras
y volutas nacaradas
se asemejen al joyero
en que atesoro
tus besos,
tu amor,
tus ternuras,
tu constancia,
la fidelidad
que me guardas
sin, a cambio, requerirme...
nada.


© María José Rubiera