sábado, 17 de noviembre de 2012

Todo

Todo es turbador a tu lado.
Todo: el amor, la caricia,
la risa, el llanto,
la ventura, la desdicha,
lo sonoro, lo callado...
 
Tu boca peregrina,
escrutando el camino,
localizando el atajo,
tomando el desvío,
sitiando la delicia...
 
Tu mano transeúnte,
adivinando la hondura,
merodeando la cumbre,
revelando la hendidura,
vulnerando la cúspide...
 
Tus besos bohemios,
buscando lo impreciso,
desgajando los frenos,
asediando lo indistinto,
exonerando el deseo.


© María José Rubiera