viernes, 29 de julio de 2011

Quiero...

Ahora y siempre, porque te amo,
quiero abrazarme a tu cuerpo
y sentir tu corazón...
Acariciar tu alma, quiero.

Quiero perderme en tus labios
y que te pierdas conmigo
para que ambos gocemos...
Quiero perderme en tus besos.

Quiero recitarte al oído
miríadas de dulces versos...,
versos que loen al amor
y a la inefable pasión.

Los declamaré muy quedo,
como quien narra un misterio...,
para que sólo tú puedas oír
el fervor que por ti siento.

© María José Rubiera