lunes, 4 de julio de 2011

Cómo no amarte...

Nuestro amor es tan intenso
que a veces dudo si es cierto,
si será engañoso espejismo
figurado en el ensueño.

Te amo de tal manera
que hasta el más liviano roce
procurado por el viento
me trae de ti reminiscencia.

Si hasta en un ligero ruido
creo escuchar tu voz amada
que con voz entrecortada
entre suspiros me habla...

Mas, ¡cómo no amarte, mi alma,
si eres mi fiel paladín,
mi andante caballero..., mi romeo,
mi amor y mi salvaguarda!

© María José Rubiera