sábado, 18 de junio de 2011

Porque me place

Te amo porque te amo,
sin que exista otra razón
que el gran anhelo de amarte...
Te amo, porque me place.

Te amo porque te amo,
por ser la luz de mi vida,
porque en mi ser te adentraste...
Porque me deleita amarte.

Te amo porque te amo,
porque eres sol que me alienta,
faro que mi noche orienta...
Por ser devoción amarte.

Te amo porque te amo,
porque tu amor es pureza:
requisito indispensable
para quien aspire a amarme.

© María José Rubiera