viernes, 8 de abril de 2011

Amor perdido

Hemos perdido el amor,
se ha extraviado en el fracaso
y desorientado vaga
a causa de grave error.

Entre tus brazos morenos
ya no podrás estrecharme,
ni ceñirme la cintura
ni en mis pupilas mirarte.
No gozarás de mi boca,
que te entregaba cual loca,
ni la pasión de mis besos
que otrora te estremecieron.

Ya no podré ver tu rostro
alumbrado por la luna,
ni contemplar tu mirada
rebosante de ternura.
No libaré de tus labios
el néctar que sabe a menta,
y mis manos, al no hallarte,
acariciarán el aire.

© María José Rubiera