jueves, 10 de marzo de 2011

Loa a la primavera

La salmodia de la brisa
viajando por la marisma,
el manantial que susurra
seduciendo a las ondinas,
el trino de las canoras,
el piar de las golondrinas,
el grito del urogallo
pretendiendo la conquista...

Despierta la primavera,
desperezándose de su letargo,
acudiendo a su anual cita
con narcisos, rosas, azahar...,
con el sol y la llovizna.
Naturaleza prodigiosa,
de amor eres portadora:
loa al resurgir de la vida.

© María José Rubiera