lunes, 14 de marzo de 2011

La cantinela del amor

Esa extraña sensación
que el corazón desboca
y la garganta agarrota,
paralizando la voz,
es la cantinela del amor.
La cantinela del amor
es rendirse, someterse
a las órdenes del deseo,
es, a tientas, buscarse
y encontrarse en el anhelo,
en la pasión recrearse
y arrobarse con halagos y besos.

La cantinela del amor
es tañer de campana
que convoca a oración,
es lirismo de guitarra,
ola que besa la playa,
luna que al sol acompaña,
aura que orea la mañana;
es la plenitud del alba.
La cantinela del amor
es... el suspiro del alma.

© María José Rubiera