martes, 15 de febrero de 2011

Sueñas

Duermes y en tu nocturno discurrir
sueñas que duermo contigo,
sueñas que moras en mí
y sueñas que yo en ti vivo.
Sueñas que tus labios beso
y al mismo tiempo me besas,
sueñas que me refugio en tu pecho,
que enredas con mi cabello
y en mis pupilas te reflejas
en tanto libas mis besos;
sueñas que tu alma me entregas
y que mi alma te entrego.
Despiertas y al despertar desesperas
al ver que fue una quimera
soñar que dormía contigo,
soñar que estaba a tu vera.

© María José Rubiera