martes, 14 de diciembre de 2010

Tu esencia y mi esencia

Algo inquietante me ocurre contigo,
mas no puedo explicarlo, es indefinible;
quizás otrora te haya conocido
y hayamos gozado de amor imposible.
Es como si intuyera que hoy iba a hallarte,
como si mi ser estuviera a la espera;
como si hubieras sido mi baluarte,
mi razón de vivir, mi pasión eterna.
Para mi alma, tu alma no alberga misterio,
sabe lo que piensas, comparte tu sino;
incluso desde el silencio presiento
que aun sin saberlo te sucede lo mismo.
Se han encontrado tu esencia y mi esencia,
a pesar del tiempo se han reconocido;
quizá ambas perciban la mutua presencia,
quizás penen por el mismo delito.

© María José Rubiera