miércoles, 27 de julio de 2016

Piensa en mí...

Una vez me haya marchado
al país del que nunca se regresa,
se deslizará el ocaso
bajo el maderamen de la pérgola,
una torcaz sobre un árbol
te recordará mi ausencia,
y pensarás en mí.
Tus entumecidas manos
querrán asir el recuerdo
que me trae de vuelta a ti
y hacer del momento estadía
que desafíe el paso del tiempo,
mas sólo asirán la brisa
proveniente del pretérito.
Pero no te aflijas, vida,
pendido de etéreos hilos
volará tu pensamiento
al Valle de las Ardillas:
te mostrarán el camino
que te llevará hasta mí.
Te estaré aguardando
en el Lago del Cisne Blanco,
sin importarme si te demoras
días, meses... quizá años.
Mientras tanto... piensa en mí.

© María José Rubiera