sábado, 23 de enero de 2016

¿Qué es poesía...? (II)


La mañana viajaba despacio,
ateniéndose al decurso de las horas,
supeditada al tiempo y al espacio.
Harto el poeta de librar lid
con las rameras estrofas,
declinando escribir
impúdicas moaxajas
se dispuso a respirar.
El día se presentaba radiante:
lascivo el disco solar
violando frondosidades,
expeliendo efluvios, fuego,
derramándose en la algaba;
aturdiendo el firmamento
la trapajosa jerga y el batir de alas
de una bandada de grajos.
Una recóndita playa,
atisbada desde el acantilado,
solitaria... misteriosa,
el acantonamiento de las arenas,
resistiéndose a ser devoradas
por las insaciables olas
y mar adentro vomitadas...
El poeta se sentó a su escritorio
y blandiendo la pluma escribió:
¿Sabes, Maestro? Poesía es... Todo.

© María José Rubiera