miércoles, 25 de marzo de 2015

Tiempo de magnolias

 
Remontémonos en el tiempo, vida,
rememoremos el teatro
donde hubo lugar el estreno
de aquella ópera prima
–sobre epidermis escrita–
con la que ambos debutamos.
 
Se iza el telón.
 
Minimalismo...
en el espacio escénico:
lecho, mesa-velador,
cera y pábilo... lucerna
a la diestra de posible espectador.
En primer término
pistilo, estambre...
eufemismo volandero;
cortina de crepé... al fondo.
Amaranto crepuscular,
calas,
camelias,
magnolias
–celestina primavera–
al otro lado del mirador.
 
¡Oh si la cerosa magnolia
expresarse con claridad pudiera...!
¡Si el pábilo enardecido
deletrear sustantivos supiera...!

© María José Rubiera