jueves, 6 de marzo de 2014

Lejos

Lejos, muy lejos…
en ese rincón tan nuestro
donde los barbos bucean
y sartas de cuentas aguadas
resbalan por sus aletas.
Donde la emperejilada
castañuela
bordón coplero corea
en tanto que el astro enlaza
el talle de los geranios
y cacofonía fogosa
los vástagos interpretan.

Lejos

de odeones, anfiteatros,
edipos, electras,
circenses espectáculos…
Muy lejos,
donde nunca gruñe el viento
ni la lluvia vocifera
te espero.

© María José Rubiera