lunes, 20 de agosto de 2012

Primer amor

Tantos años han pasado, 
tantas han sido las veces 
que el carrusel ha girado 
y no obstante, 
sin embargo... 
aún te sigo añorando, 
añoro el callejón penumbroso 
en que nos dábamos cita 
y entre suspiros y besos 
jurábamos amor de por vida, 
los jardines recoletos 
donde nos fiábamos secretos, 
las tardes en que te demorabas 
y siéndome insufrible la espera 
de impaciencia gimoteaba 
y alzándome de puntillas 
entre la muchedumbre atisbaba, 
y al pronto te veía venir: 
el viento arremolinaba 
tu pelo lacio y moreno 
y al descubierto dejaba 
tu rostro imberbe y hermoso, 
y aún más de ti me enamoraba, 
y con andares resueltos 
hacia mí te encaminabas 
y de pasión irrefrenable 
tus ojos glaucos me hablaban, 
y me notaba arder por dentro 
y mis mejillas se arrebolaban. 

Tantas cosas han sucedido 
desde que por vez primera 
me subí al tiovivo 
y no obstante, 
sin embargo... 
aún te extraño.

© María José Rubiera