viernes, 16 de marzo de 2012

Si pudiera

Si me fuera factible, si pudiera,
iluminaría tu lado oscuro
con visos de las estrellas,
asiría la celeste luminaria
y alumbraría tu templo, tu altar,
la opacidad de tu alma.

Si pudiera, si me fuera posible,
trocaría tus lágrimas
en translúcido cuarzo
y ágatas jaspeadas,
en reflejos lumínicos
y aguas tornasoladas.

Mitigaría tu pena, si pudiera,
con idílicas cadencias
y trinos de ruiseñores,
con esencia de gardenias
y aromosos girasoles.

Si pudiera...


© María José Rubiera