lunes, 27 de junio de 2011

Contigo...

¿Adivinas cuál sería mi respuesta
si al día de hoy me preguntaras
qué anhelo con más vehemencia...?
Te respondería: "Me basta tu presencia".

No tengo afán de riqueza...
Aunque no more en palacios
me elevo al rango de alteza
cuando me rozas los labios.
Contigo me siento rica,
rica en amor, en besos y en caricias.

Contigo no me importaría habitar
una gruta submarina
rodeada de madréporas
rojas, pardas: coralinas.
Contigo me es suficiente vivienda
el firmamento poblado de estrellas.

¿Para qué ansiar más tesoros...?
No albergo ambición alguna
salvo mirarme en tus ojos
bajo la luz de la luna.

© María José Rubiera