jueves, 28 de abril de 2011

Adónde irás...

Sigilosos son mis pasos
y a hurtadillas, te contemplo,
velando tu dulce sueño:
me place verte rendido,
me place verte vencido,
me place verte sereno.

Me place verte dormido.
¿Adónde irás en tus sueños...?
¿Visitas celestes reinos,
te citas con bellas huríes
de tez y cuerpo morenos
y ondulado pelo negro?

¿O bien seduces estrellas,
emulando a los luceros...?
¿O quizá sueñas conmigo,
amado amor, hechicero?
¿Me lo contarás, cariño,
cuando despiertes del sueño...?

© María José Rubiera