martes, 1 de marzo de 2011

Cómo adivinarte

Mi error ha sido amarte,
estremecerme cuando me tocabas
y en tus brazos me estrechabas,
acariciar cada pliegue de tu piel,
perderme en la calidez de tus labios
y besarte como te besaba;
adorarte hasta humillar el alma.
Cómo imaginarte...,
si no eres el que pensaba.
Cómo adivinarte...,
si impediste que en tu ser me adentrara.
Cómo conocerte...,
si el enigma de tu mente me ocultabas.
Cómo amarte...,
si en mí ya no estás presente.

© María José Rubiera