sábado, 22 de enero de 2011

¿Quién eres...?

¿Quién eres...?
Te oigo, pero no te escucho,
porque eres nadie, nada,
ni siquiera eres humo,
ni un leve soplo de viento.
¿Quién eres...?
Me rozas; mas, no te siento,
porque eres nada, nadie,
ni ceniza que se esparce
en turbias aguas del Leteo.
¿Quién eres...?
Me miras; mas, no te veo...

© María José Rubiera