Buscar en este blog

jueves, 13 de enero de 2011

No digas nada

Evita decir palabras
que el soplo del austro lleva...
Cariño, no digas nada,
con tu presencia me basta,
soy feliz, me siento plena:
exenta estoy de dolor
cuando te pienso conmigo,
ahíta me siento de amor
cuando te sueño a mi vera,
cuando comparto contigo
silencios de luna nueva.

© María José Rubiera